PARA QUITAR LA MUSICA PINCHA SOBRE EL ICONO DEL ALTAVOZ



27 julio 2008

ANCHURAS. memoria colectiva


El pasado sábado, me desplacé invitado por la gente del pueblo hasta Anchuras. íbamos de celebración. Hacía 20 años que una de las pocas luchas ecologistas que hemos ganado, se inició y murió al mismo tiempo.
Celebrábamos el sábado que ese pueblo y su hermoso término municipal enclavado en las estribaciones de los Montes de Toledo, no hubieran sido por fin CAMPO DE TIRO DE LA AVIACIÓN.
Rendíamos homenaje a todas las personas que creyeron en su momento que se podía ganarle el pulso a la injusticia y no pararon hasta conseguirlo, tuvieran el color político que tuvieran. TODO UN EJEMPLO, que hoy nos debiera poner en píe y sacarnos del largo periodo de letargo en el que estamos en materia ambiental.
Recordareis algunos, y los nuevos poneros las pilas y estudiar este episodio del conservacionismo en España, que en 1988 un Real Decreto declaraba el pueblo y sus alrededores ZONA DE INTERÉS PARA LA DEFENSA. La lucha fue larga y dura, pero nos mantuvimos unidos todos y al final, el ministro de Defensa de la época Narcís Serra, tiró la toalla, teniéndose que retractar de sus comentarios peyorativos en los que hacía alusión a "cuatro locos", los que nos mantuvimos preocupados y en acción en defensa de los habitantes de ese pueblo humanos o no (osea miles de terrícolas).
La OTAN y el Gobierno de Felipe Gonzalez primero pensaron en Cabañeros (hoy Parque Nacional) y después en Anchuras, para poner en marcha un campo de tiro, donde los aviones harían blanco en la finca Rosalejo -una joya del mejor monte mediterráneo de la Península-.La destrucción y la muerte definitiva de un entorno que si hoy visitáis, comprobareis que merecía todo lo contrario; protección y respeto.

Santiago Martín, estaba como siempre este día de alegría, amable y certero. Era el alcalde de Anchuras entonces-20 años mas joven como yo- y hoy es todavía el mismo alcalde sensible con la naturaleza y los habitantes de su municipio.Aquí le vemos a la izquierda de la foto, junto a otros amigos de Anchuras y su noble causa.

Colaboré no hace mucho en la edición de un libro del Ministerio de Defensa, en el que se recorrían varios espacios naturales que se encuentran administrados por dicho ministerio.Sé que algunos pensareis enseguida, leyendo estos renglones, en ello.
Lo hice con dos intenciones bién claras: por una parte tender puentes entre la sociedad civil -a la que pertenezco- y ese Ministerio que entre otras cosas posee una porción de territorio natural inmensa y de gran valor y que debe saber que SOMOS MUCHOS los que estamos atentos a sus movimientos.
Por otra para ayudar a introducir algunas maneras de proceder en la conservación de esos espacios por parte del Ministerio de Defensa, acompañado de firmas como la de Miguel Delibes de Castro y otros muchos conservacionistas poco sospechosos de congraciar al poder establecido sin más. Todos los que colaboramos en la redacción de ese libro, estuvimos hace 20 años CONTRA EL CAMPO DE TIRO DE CABAÑEROS ,ANCHURAS y las demás alternativas que se barajaron entonces.
Todos estamos y estaremos "al píe del cañón" y nunca mejor dicho en este caso, cuando esten en peligro nuestros últimos territorios virgenes.
Otra cosa es reconocer y así OBLIGAR a quienes tienen el poder y la RESPONSABILIDAD,que los espacios naturales que posee el Ministerio de Defensa encierran una biodiversidad muy valiosa. Eso sí distinguiendo unas instalaciones ,a veces meros acuartelamientos, de otras INCOMPATIBLES con la defensa de la naturaleza como el PUÑETERO,TRASNOCHADO y NOCIVO campo de tiro con fuego real de la aviación planteado para ANCHURAS, por un gobierno que encima lo vendía como un regalo.
Por ahí NO PASAREMOS y ¡NO PASARAN!

2 comentarios:

Pedro Crespo dijo...

Este es mi Luismi. "Ole" espacios de vida que siguen y seguiran vivos,y lo debemos a los que pusiste vuestro empeño en ello.

Cris dijo...

Si la gente fuese consciente de todo lo que podemos conseguir con esfuerzo y constancia podríamos cambiar muchas cosas: linces que mueren atropellados en Doñana, lobos cazados furtivamente, buitres que se mueren de hambre, águilas imperiales electrocutadas en los tendidos...
Gracias por ser así y no cambiéis.
¡Un abrazo para tod@s!