PARA QUITAR LA MUSICA PINCHA SOBRE EL ICONO DEL ALTAVOZ



15 abril 2008

YO LO FLIPO (La foto la hice hace un mes en una plaza de Madrid)


A estas alturas de la vida, me siento desenchufado, desconectado, desenganchado de muchas cosas y especialmente de aquellas que provienen de esa galaxia exterior que es la partitocracia.
Aún así, mis cabreos y mis tristezas toman cuerpo ,al recibir algunas noticias.
En este caso me refiero a la decisión del líder de la manada, nuestro presidente del gobierno, de arrejuntar en un solo ministerio Agricultura y Medio Ambiente.
¿No tienen entidad suficiente esas dos materias como para merecer una gestión, un presupuesto, una estrategia y un MINISTERIO cada una de ellas?.
A mí no me decepciona la cosa. Ya solo me cabrea, nada más y nada menos.
La naturaleza y todo lo relacionado con la ecología, son simples adornos de los sucesivos gobiernos. Mola mazo "el rollito medioambiental", pero en el fondo lo que pasa es que ningún presidente de gobierno de la democracia española, le ha echado lo que tiene que echarle a esta materia y ha metido comprometidamente la CUESTION AMBIENTAL, en el núcleo duro del Estado.
La Tierra que nos parió, la naturaleza que nos soporta con todos sus matices, merece desde mi punto de vista SER CUESTION DE ESTADO y no una baratija con la que fardar sucesivamente ante los criterios voraces de otros ministerios.
¡Estamos jodidos!. El término absurdo ya de por sí de MEDIO AMBIENTE, alcanza así con esta decisión minimalista su verdadera naturaleza...
Yo quiero AMBIENTE ENTERO, eso es lo que quiero. Con un ministerio propio y con voz y voto de VERDAD en las cocinas del Gobierno. Quiero por fin que la defensa de la naturaleza se imponga y que de una puta vez hablen los que saben y los politologos se retiren a sus cuarteles de  invierno.
En fin, ganaderos, agricultores, pescadores y gentes del universo rural, pensarán lo mismo por otras razones y de eso hablaremos en otro momento.
Ahora solo nos queda, como siempre estar atentos a las evoluciones de este nuevo Gobierno, y a no bajar la guardia que luego llega un tal Al Gore cena con Zapatero un par de horitas y se lleva todos los premios.

4 comentarios:

Roberto Ruiz dijo...

Este es un tema muy complicado. La verdad es que mi primera reacción ha sido la misma que la tuya, el cabreo. Ya no sólo porque juntaran los dos ministerios, sino porque encima a la que se quitan de en medio es a Cristina Narbona, que por lo menos ha demostrado mucha valentía en ciertos momentos y conocimiento del medio ambiente.

Pero, en fin, ya está hecho, y ahora queda ver las consecuencias y si funciona bien o no. Pensándolo más fríamente creo que tanto con un ministerio unificado, como con 2 ministerios las cosas pueden funcionar bien o mal según las personas que lo dirijan. Así que habrá que esperar acontecimientos y seguir intentando aportar cada uno su granito de arena para que todo esto vaya a mejor.

Un saludo

revuyon dijo...

El Medio Ambiente nunca ha sido de elección para los políticos y creo que muchos lo consideran como una china en el zapato.
Esto lo puedo extrapolar al ayuntamiento de mi pueblo, Punta Umbría (Huelva) donde el antiguo consejal de Medio Ambiente (y de Deportes) decía que primero estaba el futbol que vendia más y que estaba harto de los ecologistas. Cuando como asociación de medio ambiente y si acaso naturalistas le pedimos ayuda para eduación ambiental en los colegios. Ahora que han salido los que antes eran de la oposición, ni siquiera hay consejalía de Medio Ambiente y hablamos de un municipio donde existe un Paraje Natural (Enebrales de Punta Umbría) al otro lado de la ría están con la reintroducción del Águila pescadora en otro Paraje Natural (Marismas del Odiel) y ahogada por las viviendas y futuras expansiones una Reserva Natural (Laguna de El Portil). Esto está cambiando y el monte de pinar, la playa y mi pueblo cada vez está peor. El medio ambiente no está ni considerado por los políticos, no es una apuesta. No entienden que la calidad de vida no la da el dinero, ni un campo de golf, o una gigantesca sala multicines, sino disfrutar de un paseo por la playa, ver un atardecer, el olor de las acículas de los pinos mojadas tras la lluvia, el sonido del abejaruco, o navegar en un bote y pararlo en luna llena mirando la costa, con la mar en calma. ¿Están tan ciegos?

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Traviesa dijo...

Papacito... seguimos echándote de menos por acá... sobre todo yo, besos, besos bañados en tequila de tu amante traviesa