PARA QUITAR LA MUSICA PINCHA SOBRE EL ICONO DEL ALTAVOZ



15 mayo 2008

CETRERIA MEJICANA DE LA BUENA



Con un tipo grande llamado Román (está acabando junto a Nubia su mujer una tesis sobre los colibríes mejicanos) , nos dirigimos la otra tarde Roberto, Luis "el Chino" y la imprescindible perrita Roma, a volar una hembra de esmerejón a las tierras de Perote en el corazón del estado de Veracruz y a los pies del Cofre de Perote, montaña sagrada donde las haya.
Fué todo un homenaje a Aurelio Pérez, pues los cetreros mejicanos admiran mucho a este soriano que se nos marchó.
Román, es un cetrero, no un pajarero que tiene rapaces cautivas sin más.
Román sale a volar todos los días del año y es escrupuloso con la ley y conocedor al milímetro del arte de cetrería y de la situación de las aves de presa de su país.
Aprendí mucho esa tarde con este grupo de amantes de la naturaleza. Supe por ellos, de su viva voz, el respeto que tienen a la figura de Félix Rodríguez de la Fuente, y del conocimiento exhaustivo de su obra.
Me sentí en casa.
La esmerejona, allí es volada desde una percha que la permite divisar cada pajarillo que se oculta entre las chumberas.
Los lances son prodigiosos, muy hermosos y sutiles, como vuelos de mariposa. la compenetración con Roma es total y la fina armonía entre Román y su pájaro es de agradecer en un mundo en el que la cautividad de ciertos animales es sinónimo para muchos de desidia y falta de respeto.
Román y "el chino" al que conoceréis por su gorrilla, son además los mayores expertos en Halcón aplomado (Falco femoralis) y participan en multitud de proyectos relacionados con la defensa de las rapaces mejicanas.
Al otro lado del charco, en las Américas, el arte de cetrería se practica por unos pocos con aíre medieval y serio.
España y Méjico, se unen así, a través de una actividad que compenetra a hombres y aves y que no debiera desaparecer.
Ahí van unas bellas imágenes que tomé para tod@s.

2 comentarios:

Ricardo dijo...

Luis Miguel,
Con muchìsimo agrado leo tu blog y me sorprende mucho la manera en como te sumergiste en la cetrerìa mexicana, que con Romàn y Chino, en los llanos de Perote, es otra cosa...cosa de verdadero ensueño.
Me da mucho gusto que mis hermanos puedan poner el nombre de la verdadera cetrerìa bien en alto y màs gusto me da saber, que los tengo aqui, conmigo.
Un gran abrazo Luis Miguel, espero conocerte algùn dìa y gracias por darles a Romàn y a Chino el honor que se merecen.
Los maestros Fèlix y Aurelio ahora, nos miran desde el cielo. Viva Mèxico! Viva España! Viva la cetrerìa!
Ricardo Padilla Borja
Toluca, Mèxico.

Anónimo dijo...

Luismi compadrito, si he entendido bien estás en mexico... ya me parecía leer algo inusual en las estrellas, pues que mi país te recorra como tu lo recorres.. ya nos veremos en el futuro!!

edu